LA CATEDRAL DE SEVILLA

  Sevilla fue desde temprano en la Historia una ciudad muy viva, abierta al océano a través del Guadalquivir, y coronada siempre por el sol andaluz.  En época medieval el trasiego de personas y culturas fue continuo. La catedral se levantó en la transición del poder cristiano al poder musulmán.

ver la catedral de SEvilla

Esta catedral, fue construida sobre las ruinas de la Mezquita Aljama, que había sido casi destruída por completo por un terremoto en 1356. Es por ello que conserva dos de los elementos más característicos que tenía: el minarete, que es la espectacular Giralda, y el Patio de los Naranjos, integrado en el conjunto de la Catedral. Tiene diez puertas, a cada cual más ornamentada, aunque no se puede acceder por todas ellas.

 Catedral de Sevilla

 Su arquitectura gótica es impresionante. Todo aquel que entra experimenta una sensación de pequeñez ante las descomunales proporciones del lugar.  Al diseñarla el cabildo sevillano dijo: “Hagamos una obra tal y tal grande que las generaciones venideras nos tomen por locos”. Y así lo hicieron. Todos los exagerados detalles del gótico pueblan cada rincón de la catedral, y merece la pena que perdáis algo de tiempo mirando hacia las vidrieras, asomándoos por las oquedades de los muros para contemplar las gárgolas, o echando la vista hacia arriba para perderos bajo las descomunales cúpulas.

 turismo por Sevilla

   Esta catedral, que se halla en el centro neurálgico de la ciudad, llegó a ser la más grande de Europa (actualmente es la tercera), lo que advierte de sus dimensiones para todos los que no la habéis visto en persona. Sus exageradas dimensiones alargaron las obras en el tiempo por lo que aunque es una catedral gótica en esencia, pueden verse en ella casi todos los estilos artísticos de las iglesias españolas.

 

  La Giralda, la torre y campanario de esta enorme iglesia, es de origen árabe por lo que tiene una antigüedad de más de novecientos años. Su altura es de más cien metros, puede verse desde gran parte de la ciudad y se ha convertido en uno de los emblemas de Sevilla.

 ver la Giralda

    El Patio de los Naranjos era el patio de abluciones de la vieja mezquita que los cristianos aprovecharon como cementerio y como lugar de predicación. La imagen de los árboles dentro del recinto de la catedral es bastante peculiar.

 patio de la catedral de Sevilla

Además en el interior de este gran templo descansan los restos de personajes de fama nacional y universal como Cristobal Colón, Pedro I el Cruel o Alfonso X el Sabio.  Es por tanto un lugar lleno de historias y de sensaciones que no debéis perderos.

Imágenes extraídas de Flickr bajo licencia CC (BY, SA, NC)

General: Tom Raftery // Cúpula : Carlos Jiménez Ruíz  //  Giralda: Jesse Varner  //  Patio de los Naranjos: Jose //  Cúpula exterior: Vicente Sabater Pérez

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s