Archivo de la categoría: Castilla La Mancha

UNA PRINCESA EMPAREDADA

Ana Mendoza de la Cerda, princesa de Éboli por matrimonio, era una mujer inteligente, bien conocedora de la Corte, ataviada siempre con un parche sobre su ojo derecho, y dotada de un atractivo particular.  Su esposo se había criado en la corte real junto a Felipe II, y por ello había logrado cierta influencia sobre el monarca. Cuando murió ella se hizo cargo de su patrimonio y sus influencias. Todo el reinado de Felipe II se ve envuelto en una leyenda negra, y en complicadísimos juegos de poderes, ya que su mandato coincidió con el punto álgido de extensión y poder del imperio español. Ana de Mendoza participó del juego de la política y manejo sus influencias con astucia y sentido político.

 Princesa de Éboli

 A la princesa se la relacionó en su momento con el propio monarca, con el secretario real, Antonio Pérez, y con otros hombres, pero no tenemos certeza de ello. Dicen que conspiró con Pérez para cambiar la decisión sobre la sucesión en Portugal, así como el misterioso asesinato de Escobedo, que acababa de acusarles de apoyar a los rebeldes holandeses. Antonio Pérez huyó. La princesa fue encarcelada sin ninguna acusación, algo extraño en la época siendo Grande de España. Los motivos que llevaron al rey a apresarla quizás fueron la supuesta conspiración o quizás  haber preferido a otros hombres antes que al rey.

Princesa de Éboli

Fue confinada en Pinto, dónde enfermó, después en el Castillo de Santorcaz y finalmente en su villa de Pastrana. Felipe II la fue desposeyendo de todo, la custodia de sus hijos, la tutela de su patrimonio y la posesión de sus bienes. Cuando Antonio Pérez huyó el rey ordenó que se levantasen rejas en puertas y ventanas en Pastrana, y que la princesa viviese solo atendida por su hija Ana de Silva.  Comenzó a vivir confinada en  una habitación y se levantó un muro que la separaba del resto de estancias de la casa. La condenó a un emparedamiento para aislarla totalmente. Tan solo se le permitía una hora asomarse al patio por el balcón enrejado. Desde entonces ese patio comenzó a llamarse el Patio de la Hora. La salud de la princesa acabó de marchitarse y en 1592 murió finalmente.

 encierro de la princesa de Éboli

Viajad al Palacio Ducal de Pastrana y pasead por las estancias que acogieron el encierro de la mujer que se codeó con el rey más  poderoso del mundo,  y preguntaos el motivo de  por qué aquel hombre tan poderoso quiso apartar completamente del mundo a aquella mujer. Respirad la atmósfera opresiva que sufrió Ana de Mendoza, que nació para triunfar y lo perdió todo.

Imágenes extraídas de Flickr bajo licencia CC (BY, SA, NC)

Mujer disfrazada: JOSÉ- MARIA MORENO GARCIA //   Palacio de Pastrana:  pegatina1

Anuncios

¿MOLINOS O GIGANTES?

¡Cuánto tiempo Cronoviajeros! Regresamos a vuestras pantallas con muchas ganas y un montón de proyectos en mente para aumentar esta comunidad de viajeros del tiempo y el espacio. Vamos a hacer más intensa nuestra presencia en redes sociales y para ello os animamos a que os hagáis seguidores de nuestra página de Facebook y nuestra cuenta de Twitter (a la derecha de esta página). Os agradecemos cualquier sugerencia para mejorar la página así como si tenéis alguna petición especial de destino o época.

Comenzamos la nueva temporada de Cronoviajeros con un post sobre uno de nuestros emblemas más universales, don Quijote. Ciudad Real es la Mancha de la que nunca quiso hablar Cervantes en su obra, la tierra que pisó “el manco de Lepanto” y en las que imaginaba caminar al loco don Quijote y su fiel escudero Sancho Panza.

ruta molinos

Aunque son muchos los lugares en los que podéis ver molinos y oír nombres quijotescos como Alcázar de San Juan o Consuegra hemos elegido  Campo de Criptana para nuestro viaje porque creemos que tiene una atmósfera especial dónde da la sensación de que el caballero Don Quijote podría cruzarse en mitad del camino en cualquier momento.

 ruta Quijote

   Don Quijote y Sancho son algo más que los personajes de una obra literaria. Son el vivo retrato del espíritu humano, luchando siempre entre el idealismo contagioso de don Quijote y la inevitable y cruda realidad de Sancho. En su momento (principios del siglo XVI) llegó a ser un superventas  por la inclusión de los distintos géneros de moda de la época, su fina ironía, y detalles como los novedosos molinos de viento.  Su gran manejo del contraste entre la realidad del mundo y las fantasías de una persona que sueña con aventuras y grandes valores es lo que la ha convertido en una obra universal.

  Ahora metámonos en la piel del caballero don Quijote. Vivía en un mundo de llanuras secas y esteparias, sin apenas cambios en el paisaje. En un horizonte en el que todo era plano y árido  se erigían de repente en medio del campo los grandes molinos que movían sus brazos al compás del viento. Vistos desde nuestra perspectiva son molinos como los que hubo siempre, pero en época de Cervantes eran un prodigio de la ingeniería mecánica y un moderno avance tecnológico. Fue a finales del siglo XV y principios del XVI cuando comenzaron a verse en el paisaje español, y de ahí la extrañeza de Don Quijote al contemplar esas grandes edificaciones que movían amenazadoramente sus brazos como hombres gigantes.

 Campo de Criptana

Tres de los molinos que aquí vemos son del siglo XVI: Burleta, el Infante y el Sardinero, los cuales incluso conservan la maquinaria de la época. Repartidos por el lugar hay otros muchos molinos que albergan pequeños museos temáticos. Es una experiencia inigualable ir yendo de uno a otro y descubrir sus secretos

En las inmediaciones también encontramos la villa de Pedro Muñoz, que aparece en la obra de Cervantes y multitud de lugares y restaurantes que evocan el espíritu de don Quijote. Qué mejor forma de retrataros con los viejos molinos que gritándoles o con una lanza en ristre sintiéndoos grandes idealistas en algún lugar de la Mancha.

 Don Quijote Campo de Criptana

Imágenes extraídas de Flickr bajo licencia CC (BY, SA, NC)

Molinos cielo claro: Xavier  //  Molinos cielo nublado: Joaquín Martí García  //  Estatua don Quijote: M. Peinado  //  Cartel: M Kuhn

RUTAS DE TOLEDO

   De nuevo os presentamos una empresa que se dedica a guiar rutas históricas y culturales en nuestro país, en este caso en la fascinante ciudad de Toledo.

La empresa se llama, como no podía ser de otro modo, Rutas de Toledo, y se enclava en pleno casco histórico.

   turismo en Toledo

   Tienen una oferta muy interesante de rutas y visitas. Nos llaman particularmente la atención Templarios en Toledo: el camino del Grial, que desgrana los misterios del Temple en los lugares en que estos dejaron su huella en la ciudad; o Tres culturas, que muestra la convivencia de las tres religiones en época medieval.  La ruta de El Greco insólito es una opción perfecta para este año, dedicado a él por su cuarto centenario, como ya sugerimos en uno de nuestros primeros posts.

 visitar Toledo

Cuentan con otras rutas que se alejan algo más de lo histórico pero igualmente interesantes como la del Toledo Siniestro o rutas literarias basadas en libros que transcurren en la centenaria urbe. El ambiente de misterio impregna todas ellas en una ciudad perfecta para historias, llena de callejuelas, recovecos y lugares antiguos.

  Para los espíritus más valientes y aventureros tienen la ruta Rompebotas, que como su nombre sugiere conlleva andar y conocer muchos lugares en un mismo día. Rutas de Toledo ha recibido el reconocimiento de varias instituciones y empresas del gremio viajero así que si os acercáis a Toledo aprovechad para contratar una ruta con ellos.

 Toledo histórico

Aquí os dejamos el enlace a su página:

http://www.rutasdetoledo.es/

TOLEDO Y EL GRECO

Domenikos Teotokopoulos era un artista nacido en Creta que vino a España para trabajar en la corte de Felipe II. Aunque su pintura no fue del agrado del rey, el pintor se quedó en el país y pronto su origen le dio el apodo por el que lo conocemos, el Greco. La ciudad de Toledo, tan adecuada a su carácter y su forma de ver el mundo, solemne y grandiosa, le sedujo y le atrapó. Es por ello que aquí moriría en 1614.

   AmeliaTWO

El cuarto centenario de su muerte ha servido para honrarle con un año propio y es la ocasión perfecta para que visitemos la ciudad recordando a su artista más célebre. En esta ocasión por tratarse de una ruta y por ser el año del Greco hemos incluido dos nuevos elementos para que los disfrutéis, un vídeo y un PDF con el plano y el itinerario de la ruta para que lo podáis seguir en vuestra visita.

Arrancamos la visita en el lugar en el que se despertaba todas las mañanas el Greco, su hogar. La Casa –Museo, en pleno barrio judío, muestra la forma de vivir la rutina de la época. Un lugar austero y con una iluminación de contrastes que nos recuerda a la luz de sus pinturas.

Al salir de la casa iremos a la Plaza del Conde y desde allí entraremos en la Iglesia contigua, dedicada a Santo Tomé. Aquí se halla una de las mejores obras del Greco, El entierro del Conde Orgaz. En este cuadro aparecen retratados varios personajes de la época,  entre ellos el propio pintor y su hijo. Este nació de la relación fugaz que tuvo Domenikos con Jerónima de las Cuevas, una mujer que procedía  de las familias del artesanado de Toledo. Era conocida como la Dama del Armiño y aunque la casa en la que vivió aun se conserva, está cerrada al público.jeronima de las cuevas

Dejando la Iglesia atrás y bajando por el entramado de calles llegaremos hasta el Ayuntamiento. Aquí comprobamos que el hijo del pintor también dejó su huella en la ciudad, ya que la fachada del Ayuntamiento es un diseño suyo.

Al lado tenemos la majestuosa catedral, el corazón de la ciudad. Podemos perdernos por sus innumerables capillas pero siguiendo la estela del Greco iremos a la Sacristía. En esta sacristía se guardan obras de algunos de los mayores genios de la pintura como Goya o Tiziano. Entre ellas veremos El expolio, considerado por los historiadores del arte como la pintura más original del siglo XVI en España. Es un magnífico ejemplo para  observar como el Greco captó a la perfección el clima de rígida moral de la Contrarreforma. La inquietud y la oscuridad que se ven en sus cuadros son los de mundo dominado por la religión, las costumbres y el miedo.

Rodeamos ahora la catedral y vamos desde la Plaza Mayor en dirección al Alcázar. El Greco ya vio este impresionante edificio como lo vemos nosotros hoy en día. En sus años en Toledo se terminó de construir siendo pensado como el futuro palacio real del monarca. Como ya sabemos la capital se trasladó definitivamente a Madrid, pero siempre le quedó ese aire de gloria perdida.???????????????????????????????????

Si subimos por la Cuesta de Carlos V alcanzaremos el Museo de Santa Cruz, donde este año se mostrará la exposición “El Griego de Toledo”. Podemos aprovechar para conocer más en profundidad la vida del pintor o continuar nuestra ruta por otras zonas de la ciudad. Si entráis en la exposición descubriréis como sus figuras alargadas y pálidas no se debían a un problema visual como dijeron muchos, sino a una particular y original ideal de belleza.

Museo Santa Cruz_Roberto Taddeo

Callejeando encontraremos numerosas tiendas de artesanía, armas y platería donde encontraremos objetos
increíbles, heredados de una tradición artesanal centenaria en esta ciudad. Finalmente atravesaremos la ciudad para dirigirnos al Convento de Santo Domingo el Antiguo. Aquí se conservan celosamente los primeros cuadros toledanos del Greco, que acompañan desde hace siglos a sus restos mortales.

Durante estos meses Toledo se llenará de actividades y propuestas en su recuerdo. Aprovechad 2014 para ver esta fascinante ciudad y recordar a este genial artista paseando entre las viejas calles medievales y solemnes iglesias que lo enamoraron.

Como hemos prometido aquí está el PDF del plano y el itinerario  de la ruta para que podáis seguir la ruta en vuestra visita a Toledo.

PDF Ruta Toledo y el Greco

 

Imágenes extraídas de Flickr bajo licencia CC (BY, SA, NC)

Panorámica de Toledo: AmeliaTWO //  Vista del Alcázar: Dailymatador   //  Museo de Santa Cruz: Roberto Taddeo