Archivo de la categoría: guerra

LAS FIESTAS DE CARTAGENA. RÍE, BEBE Y LUCHA

Qué mejor forma de viajar al pasado que disfrazarse de romano o cartaginés, enrolarse en uno de los grupos de soldados y disfrutar de una fiesta que dura varios días. Esto es lo que hacen los cartageneros cada septiembre.

Mientras que en otros puntos del litoral levantino lo habitual suele ser las fiestas de moros y cristianos, en Cartagena aprovechan su antiguo pasado para celebrar una fiesta de romanos y cartagineses. Para todos los que queráis ir es una original escapada de fin de semana en la que se puede aprender historia.

 fiestas de Cartagena

¿Y por qué aquí? Cartagena fue fundada como Qart Hadasht o Cartago Nova por los cartagineses y cayó ante Escipión el Africano en la Segunda Guerra Púnica. En torno al siglo III antes de Cristo, romanos y cartagineses, que eran las dos grandes potencias del Mediterráneo occidental, comenzaron a enfrentarse y en cierto momento eligieron Hispania para llegar a las armas tanto por que era el sitio en el que se cruzaban sus fronteras como por la enorme riqueza de recursos que daba la tierra ibérica.

Por aquel entonces Cartagena era una de las ciudades más importantes en la costa este de la península Ibérica.  Hoy en la ciudad podemos visitar las murallas cartaginesas (únicas en Europa), el teatro romano, el Augusteum o una antigua casa romana entre otros vestigios de aquel tiempo lejano.

  turismo en Cartagena

 Las fiestas son una original forma de recordar la historia de la lucha de los dos imperios y culturas en esta tierra, así como los demás pueblos que participaron. Podréis ver representados grupos como  la Guardia de Tanit, las Tropas de Aníbal, los mercenarios celtas, los Magistrados de Roma, la Legión de Escipión o la Guardia Pretoriana. Hay muchos más y los disfraces son muy evocadores de qué representaba cada uno.

 En la fiesta veremos recreado este enfrentamiento en la representación final que hacen los cartageneros y el desfile de todos los grupos. A lo largo de diez días hay comida, bebida, campeonatos deportivos, todo para recordar el choque de dos mundos en la antigüedad. Es una forma muy divertida de hacer turismo cultural.

 Cartahago Nova

Podéis ver cómo son las fiestas en  http://www.cartaginesesyromanos.es/

Si tenéis ocasión no dudéis en viajar a Cartagena a finales de septiembre. Escoged vuestro bando y entregad vuestra vida por el imperio, o por la fiesta.

Aprovechando que acaba el mes vamos a despedirnos para esta temporada. Viajaremos hacia ignotos lugares del pasado y vamos a detener las actualizaciones del blog durante unas semanas. Aprovecharemos para mejorarlo, buscar nuevas ideas y planear el rumbo de la nueva temporada. Viajad y disfrutad del verano.

 

Anuncios

ASEDIO A CÁDIZ

Hoy os presentamos otra de nuestras rutas históricas. En esta ocasión, el tunel temporal de la Historia nos lleva a Cádiz. El gran patrimonio histórico de esta ciudad da para una visita de varios días. Hoy recorreremos los rincones que vieron el asedio de la guerra de la Independencia. Al final hemos creado un PDF con un plano y el recorrido, así cómo un vÍdeo promocional para animar a todos a visitar esta magnífica ciudad.

 turismo catedral Cádiz

Cádiz era a comienzos del siglo XIX un bonito puerto del sur de la península con una próspera vida comercial y un encanto heredado de ser la ciudad  más antigua del Occidente. Las convulsiones del país y la invasión de las tropas napoleónicas la hicieron protagonista del momento y de la Historia en 1810, cuando se convirtió en el único reducto del gobierno y del poder de la soberanía española.

 visitar Cádiz

Ya había estallado la Guerra de Independencia, cuando la alta burguesía y algunos aristócratas huyeron hacia el sur de la península para protegerse del riesgo que sufrían en las ciudades ocupadas. En febrero de 1810 las últimas tropas españolas entraron a Cádiz, con un contingente de franceses pisándoles los talones.

Desde entonces la ciudad estaría sitiada por los ejércitos de Napoleón. Su forma de  península rodeada de mar le permitió resistir bien el asedio durante el largo tiempo que las tropas estuvieron apostadas alrededor.

Comenzamos nuestra visita histórica en el Baluarte de Candelaria. Desde aquí contemplamos las aguas del Atlántico y el puerto gaditano. El puerto, la salida al mar, fue una de las grandes bazas que permitió a Cádiz resistir bien frente a la amenaza atacante. Además de las protecciones construidas como el Castillo de Santa Catalina, esta circunstancia hacía que los barcos pudieran surtir de provisiones a la población de la ciudad, con lo que el abastecimiento para los sitiados estaba casi siempre asegurado.

Nuestros pasos seguirán hacia el interior de la ciudad. Nos detendremos en la Iglesia del Carmen, un templo barroco muy colorido. Aquí  se celebraron misas rezando por la buena marcha de las Cortes y por el triunfo de la Constitución de 1812.

Aunque la reforma que se intentaba en Cádiz era  liberal y poco conservadora, en estas fechas la iglesia tenía aun mucho peso en la sociedad. Era sin embargo, la primera vez que se rezaba por un texto democrático.

 visita a Cádiz

Dejando atrás la Iglesia llegamos en nuestra ruta a la Plaza de San Antonio. Este fue un lugar de reunión de los gaditanos durante el asedio. En ella está el Café Apolo, donde los grandes prohombres y todo tipo de  personajes discutían los asuntos de la política nacional, y el mismo contenido de la Constitución. Las tertulias que aquí se hacían quizá sean un reflejo del espíritu democrático que animaba esta reforma. Fue  también el punto dónde se proclamó públicamente “la Pepa”.

Para entender bien este ambiente el siguiente paso en nuestra ruta será el Museo Histórico Municipal o Museo de las Cortes de Cádiz, que recuerda el asedio, la firma de la Constitución, y la prosperidad económica de la ciudad a lo largo del siglo XIX gracias a estos hechos.

Muy cerca está el Oratorio de San Felipe Neri, el punto más solemne de nuestra visita. Este oratorio, repleto de decoración religiosa, fue el escenario en el que las Cortes Generales redactaron la mítica Constitución de 1812, la primera de los españoles. Un grupo de hombres entre los que había escritores, clérigos, nobles, alcaldes, gente de todas partes de la península y de las Américas, conformaron el cuerpo de la constitución.

Sentían los ánimos exaltados, se veían como salvadores del estado  y la legitimidad del país y en un golpe de modernidad hicieron una constitución muy adelantada a su tiempo. Incluyeron la división de poderes, la igualdad ante la justicia o la libertad de imprenta entre otras. La hicieron oficial un 19 de marzo, el día de San José,  por lo que popularmente empezó a conocerse como “la Pepa”.

 ruta Cádiz 1812

Dejamos este magnífico lugar para ir hasta el Hospital de Mujeres. Lo que nos importa de este lugar es su enorme patio de columnas toscanas. En él, como en un recuerdo de los foros romanos o el ágora de Atenas, se realizaron las elecciones para elegir a los diputados que compondrían una parte de las cortes.

A continuación iremos al Ayuntamiento, que había sido levantado en 1799, por lo que por él pasaron también los grandes personajes del momento y se convirtió en uno de los centros de poder de la resistencia.  En esta zona de la ciudad era frecuente oír  disparos y bombardeos de forma continua.

Pese a ello, los gaditanos los llegaron a vivir con cierta rutina puesto que la fuerza no era suficiente para llegar a la distancia en la que se protegían. Por las cercanías podremos ver la Catedral nueva, que  estaba en construcción durante el asedio napoleónico.

Finalmente nos dirigiremos de nuevo al área del puerto.  De camino veremos el edificio de la Diputación, donde se recogían algunas de las oficinas del gobierno del Estado.

Nuestro destino final es la Plaza de España, donde veremos el grandioso Monumento a las Cortes de Cádiz. Cada elemento  que veáis esculpido simboliza algo. La planta central tiene forma de hemiciclo, recordando a las Cortes. Un sillón vacío con tres flores de lis representa al rey en el exilio, y como estos hay muchos otros detalles que podéis ir descubriendo.

 Constitución de Cádiz

En el verano de 1812 las tropas francesas se vieron obligadas abandonar a Andalucía  y se levantó el sitio de Cádiz. Cuando se produjo la gente de la ciudad fue a celebrar a las puertas la resistencia de dos años y medio de asedio. Desde entonces Cádiz se convertiría en punto base de las operaciones de los aliados españoles e ingleses, y para siempre en símbolo de la resistencia frente a cualquier invasión.

Animaos a visitar Cádiz y recorrer nuestra ruta histórica siguiendo los ecos de la resistencia.

PDF RUTA DEL ASEDIO A CADIZ

 

Imágenes extraídas de Flickr bajo licencia CC (BY, SA, NC) Monumento a Cádiz: JFGCadiz   //   Catedral:   Javi Masa //

MÓSTOLES EN REVOLUCIÓN

   El pequeño pueblo de Móstoles entró en la historia nacional cuando los madrileños que huían de los altercados de Madrid llegaron y apostaron aquí,  informando a los habitantes de la invasión francesa en la capital. Móstoles era y había sido el patio trasero de Madrid, un  lugar dónde los cortesanos venían a relajarse, escapar de la complicada vida de la capital y esconder algunos de sus asuntos más privados.

2 de mayo, 1808, independencia

Así, los huidos de Madrid entraron en contacto el 2 de mayo de 1808 en Móstoles con dos altos cargos militares que aquí se encontraban en ese momento, Juan Pérez Villamil y Esteban Fernández de León. Ellos dos redactaron un bando que llamaba a las armas contra los franceses, y que llevaron a los alcaldes de Móstoles para persuadirles de firmarlo.

Andrés Torrejón y Simón Hernández eran los alcaldes  y como tales firmaron el bando de la soberanía. El documento comenzó a propagarse por La Mancha, Extremadura y Andalucía, y por ello se le considera el primer hito de la reacción de independencia española. Desde entonces la figura de Andrés Torrejón comenzó a tomar una imagen idealizada del humilde alcalde de pueblo que se levantaba contra el poderoso imperio francés. En las últimas décadas se ha desmontado esta teoría haciendo ver que su firma estaba muy influenciada por Villamil, que en secreto estaba formando parte de un grupo de gobierno que sustituiría al rey exiliado.  En cualquier caso podemos visitar la Casa Museo de Andrés Torrejón que hay en el centro de Móstoles, y que refleja cómo era la vida  cotidiana de la época. De forma voluntaria o no, se convirtió en el protagonista del comienzo de la historia contemporánea en España.

   Los días 1 y 2 de Mayo se celebran representaciones sobre los acontecimientos de 1808. Se hacen en el centro de la ciudad, que aunque tiene un tejido urbano enorme, en algunas calles y plazas conserva aun su carácter de pueblo castellano. En esos días se reunieron los habitantes del pueblo en las plazas y algunos decidirían ayudar en el ataque contra los franceses, aunque no todos ni de forma organizada. Recuerdo de estos hechos podemos ver en la Plaza del Pradillo un Monumento conmemorativo de los levantamientos, inaugurado por Alfonso XIII en 1908.

Móstoles, 1808, 2 de mayo

También podemos ver el Museo Histórico Municipal, que recuerda esta época convulsa así como el progresivo y enorme crecimiento del pueblo en los últimos doscientos años. Otros lugares que merece la pena ver son la torre de la Iglesia de la Asunción, una reliquia mudéjar, y la Ermita de Nuestra Señora de los Santos, el templo más antiguo y más bonito de la zona.

Móstoles, 1808, ermita

 Aprovechad las fiestas de este puente para acercaros a Móstoles y revivir las ansias de independencia  y los juegos de poder que pusieron a un pueblo castellano en el centro de la política y de la Historia.

Imágenes extraídas de Flickr bajo licencia CC (BY, SA, NC)

Soldados: David Alonso Rincón //  Monumento: Portal del Sur