Archivo de la categoría: Siglo XIX

EL PUENTE DE VIZCAYA

  Hoy los pasos de nuestra ruta por la Historia nos llevan a la efervescencia de la revolución industrial en el mar Cantábrico. Veremos uno de los emblemas del progreso de la industria vasca: el puente de Portugalete, de Getxo o de Vizcaya, pues se conoce con todos esos nombres por los lugares que une.

 puente de hierro

  El puente móvil, o mejor llamado transbordador, fue construido en plena ola de la industrialización. Cómo sabréis, Euskadi fue una de las áreas que más notó este proceso, un lugar donde empezaron a implementarse las nuevas maquinarias y se crearon potentes industrias mercantiles apoyadas por el carácter portuario de la ría del Nervión. La riqueza y la burguesía comercial aparecieron por todas partes.

  El puente fue inaugurado en 1893, convirtiéndose en el primer transbordador de este tipo en el mundo. La causa de su construcción fue sin embargo más turística que industrial, ya que el objetivo era unir los balnearios que había a cada orilla sin necesidad de dar grandes vueltas.

 puente de Vizcaya

   Su belleza es metálica e industrial, y el marco en el que se mueve es incomparable. Ha sido declarado Patrimonio Mundial por la UNESCO. Aunque las cabinas han sufrido alteraciones para adaptarlas a la seguridad y la eficiencia modernas, la forma de transporte es casi idéntica. También lo es la sensación de cruzar de lado a lado la ría.

  Imaginaos el lugar a fines del XIX. Las familias de corte victoriano mirando asombradas la ría, y deseando cruzar sostenidos por el acero trenzado, el material estrella de la época. Disfrutando de la explosión industrial del lugar, el lejano rugido de las máquinas y los muelles y contemplando una vista sublime de la zona. Situaos mirando hacia fuera de la cabina y retrocederéis a esa época de optimismo y fe absoluta en el progreso, del crecimiento de la industria y el enorme cambio que supuso para la sociedad.

 puente de Getxo

 El Puente de Vizcaya es un símbolo de la ría  y de la capital bilbaína,  un patrimonio histórico que se mueve aun después de cien años. No dejéis de visitarlo y enamoraros de esta bonita estructura hecha de metal e historia.

Imágenes extraídas de Flickr bajo licencia CC (BY, SA, NC)

Blanco y negro: Gabri Solera //  Planos aéreo y urbano: Jacqueline Poggi

DONDE MATARON A PRIM

Juan Prim era gran autoridad de la época y el presidente del gobierno provisional en uno de los momentos más convulsos de la historia del país, cuando se debatía y probaba que sistema era mejor alternativa a la monarquía de los Borbones. Ostentaba el mayor poder en el país cuando se vio envuelto en un rocambolesco atentado que le costaría la vida.

  historia de Madrid

Prim, con su doble faceta de militar y político, era un personaje cada vez más omnipresente en el reinado de Isabel II. Su ascenso político y militar fue imparable hasta sus triunfos en la Guerra de Marruecos que le valieron el título de Grande de España, y su posición como senador de la Unión Liberal.

  En la década de los sesenta ya estaba decidido a derrocar el régimen isabelino y la ficticia alternancia de partidos. Lo intentó en varios pronunciamientos y acordó en la sombra el Pacto de Ostende, que unía a todos los liberales. En septiembre del año 1868 se produjo el levantamiento y triunfó conociéndose como la Revolución Gloriosa o la Septembrina. Fue nombrado Ministro de la Guerra y al año siguiente asumió la presidencia del gobierno. Condujo la situación para que  Amadeo de Saboya fuese el nuevo monarca. Unos días antes de la llegada del nuevo rey,  Prim sufrió el atentado que le costaría la vida.

 turismo alternativo Madrid

El 27 de diciembre de 1870 salió del Congreso de los Diputados tras discutir acaloradamente con algunos parlamentarios republicanos. Afuera le esperaba un carruaje de caballos que le llevaría al Ministerio de la Guerra, su residencia habitual. Nevaba copiosamente y  Prim se subió a la parte de atrás del carruaje como de costumbre

El atentado se produjo en la calle del Turco (actual calle Marqués de Cubas) por la que solían dirigirse. Dos carruajes estaban atravesados  en mitad de la vía. El conductor alarmado esperó para saber que sucedía cuando varios hombres se acercaron al coche de Prim portando armas de fuego. En el tumulto de la situación los atacantes lograron disparar a través de la ventana hiriendo en varios disparos en la mano y en el hombro  a Prim y a su ayudante personal. El cochero embistió con el látigo a los hombres y salió a la carrera por la Calle de Alcalá hacia el Ministerio.

 turismo alternativo

  Durante la noche a Prim le extrajeron las balas, sin embargo su destino ya estaba escrito. Tres días más tarde moriría por una infección, ya que parte de la piel de oso del abrigo con el que se cubría en aquel frío invierno había penetrado en la herida. Antes de que acabase el año Prim moría.

 atentado de Prim

Aun pasados más de ciento cincuenta años seguimos sin saber quienes fueron los autores del asesinato, aunque siempre quedan en la sospecha sus rivales republicanos. Podéis recorrer las calles del centro de  Madrid imaginando como fue aquel atentado contra el hombre más poderoso del país.

PLAYAS CON HISTORIA

Aprovechando que llegan las vacaciones, os presentamos siete bonitas playas para relajarse en verano con un punto en común, todas ellas fueron en algún momento escenario principal de la Historia. Esta es una pequeña selección de playas de diferentes zonas y épocas. Si conocéis alguna otra que merece aparecer, apuntadla.

turismo de playa

 Sagunto (Valencia). Lugar de pelea de romanos y cartagineses, por cuya disputa se desató la segunda Guerra Púnica. La ciudad fue asediada por el gran Aníbal durante meses hasta que cayó. Aún se conservan los restos del teatro romano y otras construcciones antiguas.

fenicios turismo

 Guardamar del Segura (Alicante). Un bello puerto  en la costa del Levante, dónde los fenicios construyeron una fortaleza en la que se han encontrado restos de sacrificios humanos.

turismo en AsturiasGijón (Asturias) Fueron estas costas el escenario del primer ataque vikingo a nuestro país. En un momento totalmente convulso y oscuro de la historia de la península más de cincuenta naves vikingas se acercaron a esta costa y saquearon el lugar.

turismo en EuskadiBayona (Pontevedra). En esta bahía atracó Martín Alonso Pinzón al regresar del primer viaje de América. Fue el primer enclave de Europa que supo que Colón había alcanzado las Indias en su viaje por el océano.

turismo en CádizTrafalgar (Cádiz). La playa frente a la cual tuvo lugar la famosa batalla en 1805, una de las más importantes y decisivas del siglo. La derrota de la alianza franco-española frente al ingenio del almirante británico Nelson frustró los planes de Napoleón de continuar su invasión por Europa.

turismo en GironaCadaqués (Girona). Esta bella playa mediterránea fue punto de encuentro de grandes artistas como Marcel Duchamp, Salvador Dalí, Federico García-Lorca, Pablo Picasso, Eugenio D’Ors o Joan Miró, durante la primera mitad del siglo XX. Era el lugar de veraneo de los grandes artistas de París.

incidente nuclearPalomares (Almería). La famosa playa sobre la que cuatro aviones  norteamericanos B-52 chocaron y soltaron varias bombas nucleares sobre la zona, una de ellas en las aguas de esta bahía. El ministro Fraga se bañaría allí para tranquilizar al turismo de la ausencia de contaminación nuclear.

Disfrutad de vuestras vacaciones de la mano de la Historia y de Cronoviajeros.

 

Imágenes extraídas de Flickr bajo licencia CC (BY, SA, NC)

Sagunto: José Manuel Moreno Garrido // Guardarmar: Jorge Sanz // Gijón: Chusoart  //Bayona: Santi88fe  // Cadaqués: Jorge del Casar Sánchez

EL CAPRICHO DE GAUDÍ

  Gaudí era un genio que sembró edificios modernistas por distintas parte de nuestra geografía. Uno de los más bellos es el Capricho, un palacio en un enclave mágico como es el pueblo de Comillas, al que hoy dedicamos nuestra visita cultural.

Comillas es un lugar perfecto para hacer una escapada. La localidad se convirtió a finales del siglo XIX en el lugar habitual de vacaciones de Alfonso XII, ya que uno de sus cortesanos regresado de las Américas era natural de aquí, y en virtud de su carisma y sus contactos atrajo a otras familias cortesanas.

 qué ver en Comillas

Gracias a ello Comillas disfrutó de algunos privilegios como el ser la primera localidad en España a la que llegó la luz eléctrica. En esta época el pequeño enclave costero comenzó a llenarse de palacetes modernistas de formas y colores curiosos, entre los que destaca sobre todos El Capricho de Gaudí.

 El Capricho fue construido en 1885. Una de sus mayores peculiaridades es la fachada, que está cubierta con bandas de cerámica vidriada que forman un tejido de rombos muy llamativo.

 turismo gaudí

La propia planta del edificio es muy original para la época, tiene forma de “U”. Las barandillas de los balcones tienen forma de banco y en los muros hay vidrieras de colores. Es una explosión de imaginación arquitectónica frente a los grises edificios que se estilaban en los lugares oficiales.

Gaudí mantenía una total despreocupación por las normas académicas, y mostraba un interés enorme por darle a los edificios un aspecto natural y misterioso, como si fuesen seres vivos o una prolongación de la naturaleza.

 La torre verde del Capricho se eleva como una atalaya que podría haber salido de cualquier libro de fantasía y tiene detalles de flores que acentúan esta rara impresión. Es muy recomendable dar un par de vueltas alrededor del edificio para fijarse y disfrutar de todos los detalles.

 turismo en Comillas

Hoy día  el palacio funciona como restaurante. Al margen del precio merece la pena pasar al interior para ver los curiosos detalles que aparecen en los techos y la estructura.

  Comillas es un pueblo de cuento con lugares como el cementerio junto al acantilado, la plaza medieval, los palacios de formas modernistas o la universidad, de estilo neogótico, que forman un conjunto único en el que perderse haciendo turismo. La oferta de hoteles en Comillas es amplia  y de calidad. No perdáis la ocasión de hacer una escapada de unos días a esta zona de Cantabria.

Imágenes extraídas de Flickr bajo licencia CC (BY, SA, NC)

Encuadre: Sergi Comas //  Torre: saturdave  //  Edificio: José Javier Martín Espartosa

ASEDIO A CÁDIZ

Hoy os presentamos otra de nuestras rutas históricas. En esta ocasión, el tunel temporal de la Historia nos lleva a Cádiz. El gran patrimonio histórico de esta ciudad da para una visita de varios días. Hoy recorreremos los rincones que vieron el asedio de la guerra de la Independencia. Al final hemos creado un PDF con un plano y el recorrido, así cómo un vÍdeo promocional para animar a todos a visitar esta magnífica ciudad.

 turismo catedral Cádiz

Cádiz era a comienzos del siglo XIX un bonito puerto del sur de la península con una próspera vida comercial y un encanto heredado de ser la ciudad  más antigua del Occidente. Las convulsiones del país y la invasión de las tropas napoleónicas la hicieron protagonista del momento y de la Historia en 1810, cuando se convirtió en el único reducto del gobierno y del poder de la soberanía española.

 visitar Cádiz

Ya había estallado la Guerra de Independencia, cuando la alta burguesía y algunos aristócratas huyeron hacia el sur de la península para protegerse del riesgo que sufrían en las ciudades ocupadas. En febrero de 1810 las últimas tropas españolas entraron a Cádiz, con un contingente de franceses pisándoles los talones.

Desde entonces la ciudad estaría sitiada por los ejércitos de Napoleón. Su forma de  península rodeada de mar le permitió resistir bien el asedio durante el largo tiempo que las tropas estuvieron apostadas alrededor.

Comenzamos nuestra visita histórica en el Baluarte de Candelaria. Desde aquí contemplamos las aguas del Atlántico y el puerto gaditano. El puerto, la salida al mar, fue una de las grandes bazas que permitió a Cádiz resistir bien frente a la amenaza atacante. Además de las protecciones construidas como el Castillo de Santa Catalina, esta circunstancia hacía que los barcos pudieran surtir de provisiones a la población de la ciudad, con lo que el abastecimiento para los sitiados estaba casi siempre asegurado.

Nuestros pasos seguirán hacia el interior de la ciudad. Nos detendremos en la Iglesia del Carmen, un templo barroco muy colorido. Aquí  se celebraron misas rezando por la buena marcha de las Cortes y por el triunfo de la Constitución de 1812.

Aunque la reforma que se intentaba en Cádiz era  liberal y poco conservadora, en estas fechas la iglesia tenía aun mucho peso en la sociedad. Era sin embargo, la primera vez que se rezaba por un texto democrático.

 visita a Cádiz

Dejando atrás la Iglesia llegamos en nuestra ruta a la Plaza de San Antonio. Este fue un lugar de reunión de los gaditanos durante el asedio. En ella está el Café Apolo, donde los grandes prohombres y todo tipo de  personajes discutían los asuntos de la política nacional, y el mismo contenido de la Constitución. Las tertulias que aquí se hacían quizá sean un reflejo del espíritu democrático que animaba esta reforma. Fue  también el punto dónde se proclamó públicamente “la Pepa”.

Para entender bien este ambiente el siguiente paso en nuestra ruta será el Museo Histórico Municipal o Museo de las Cortes de Cádiz, que recuerda el asedio, la firma de la Constitución, y la prosperidad económica de la ciudad a lo largo del siglo XIX gracias a estos hechos.

Muy cerca está el Oratorio de San Felipe Neri, el punto más solemne de nuestra visita. Este oratorio, repleto de decoración religiosa, fue el escenario en el que las Cortes Generales redactaron la mítica Constitución de 1812, la primera de los españoles. Un grupo de hombres entre los que había escritores, clérigos, nobles, alcaldes, gente de todas partes de la península y de las Américas, conformaron el cuerpo de la constitución.

Sentían los ánimos exaltados, se veían como salvadores del estado  y la legitimidad del país y en un golpe de modernidad hicieron una constitución muy adelantada a su tiempo. Incluyeron la división de poderes, la igualdad ante la justicia o la libertad de imprenta entre otras. La hicieron oficial un 19 de marzo, el día de San José,  por lo que popularmente empezó a conocerse como “la Pepa”.

 ruta Cádiz 1812

Dejamos este magnífico lugar para ir hasta el Hospital de Mujeres. Lo que nos importa de este lugar es su enorme patio de columnas toscanas. En él, como en un recuerdo de los foros romanos o el ágora de Atenas, se realizaron las elecciones para elegir a los diputados que compondrían una parte de las cortes.

A continuación iremos al Ayuntamiento, que había sido levantado en 1799, por lo que por él pasaron también los grandes personajes del momento y se convirtió en uno de los centros de poder de la resistencia.  En esta zona de la ciudad era frecuente oír  disparos y bombardeos de forma continua.

Pese a ello, los gaditanos los llegaron a vivir con cierta rutina puesto que la fuerza no era suficiente para llegar a la distancia en la que se protegían. Por las cercanías podremos ver la Catedral nueva, que  estaba en construcción durante el asedio napoleónico.

Finalmente nos dirigiremos de nuevo al área del puerto.  De camino veremos el edificio de la Diputación, donde se recogían algunas de las oficinas del gobierno del Estado.

Nuestro destino final es la Plaza de España, donde veremos el grandioso Monumento a las Cortes de Cádiz. Cada elemento  que veáis esculpido simboliza algo. La planta central tiene forma de hemiciclo, recordando a las Cortes. Un sillón vacío con tres flores de lis representa al rey en el exilio, y como estos hay muchos otros detalles que podéis ir descubriendo.

 Constitución de Cádiz

En el verano de 1812 las tropas francesas se vieron obligadas abandonar a Andalucía  y se levantó el sitio de Cádiz. Cuando se produjo la gente de la ciudad fue a celebrar a las puertas la resistencia de dos años y medio de asedio. Desde entonces Cádiz se convertiría en punto base de las operaciones de los aliados españoles e ingleses, y para siempre en símbolo de la resistencia frente a cualquier invasión.

Animaos a visitar Cádiz y recorrer nuestra ruta histórica siguiendo los ecos de la resistencia.

PDF RUTA DEL ASEDIO A CADIZ

 

Imágenes extraídas de Flickr bajo licencia CC (BY, SA, NC) Monumento a Cádiz: JFGCadiz   //   Catedral:   Javi Masa //

MÓSTOLES EN REVOLUCIÓN

   El pequeño pueblo de Móstoles entró en la historia nacional cuando los madrileños que huían de los altercados de Madrid llegaron y apostaron aquí,  informando a los habitantes de la invasión francesa en la capital. Móstoles era y había sido el patio trasero de Madrid, un  lugar dónde los cortesanos venían a relajarse, escapar de la complicada vida de la capital y esconder algunos de sus asuntos más privados.

2 de mayo, 1808, independencia

Así, los huidos de Madrid entraron en contacto el 2 de mayo de 1808 en Móstoles con dos altos cargos militares que aquí se encontraban en ese momento, Juan Pérez Villamil y Esteban Fernández de León. Ellos dos redactaron un bando que llamaba a las armas contra los franceses, y que llevaron a los alcaldes de Móstoles para persuadirles de firmarlo.

Andrés Torrejón y Simón Hernández eran los alcaldes  y como tales firmaron el bando de la soberanía. El documento comenzó a propagarse por La Mancha, Extremadura y Andalucía, y por ello se le considera el primer hito de la reacción de independencia española. Desde entonces la figura de Andrés Torrejón comenzó a tomar una imagen idealizada del humilde alcalde de pueblo que se levantaba contra el poderoso imperio francés. En las últimas décadas se ha desmontado esta teoría haciendo ver que su firma estaba muy influenciada por Villamil, que en secreto estaba formando parte de un grupo de gobierno que sustituiría al rey exiliado.  En cualquier caso podemos visitar la Casa Museo de Andrés Torrejón que hay en el centro de Móstoles, y que refleja cómo era la vida  cotidiana de la época. De forma voluntaria o no, se convirtió en el protagonista del comienzo de la historia contemporánea en España.

   Los días 1 y 2 de Mayo se celebran representaciones sobre los acontecimientos de 1808. Se hacen en el centro de la ciudad, que aunque tiene un tejido urbano enorme, en algunas calles y plazas conserva aun su carácter de pueblo castellano. En esos días se reunieron los habitantes del pueblo en las plazas y algunos decidirían ayudar en el ataque contra los franceses, aunque no todos ni de forma organizada. Recuerdo de estos hechos podemos ver en la Plaza del Pradillo un Monumento conmemorativo de los levantamientos, inaugurado por Alfonso XIII en 1908.

Móstoles, 1808, 2 de mayo

También podemos ver el Museo Histórico Municipal, que recuerda esta época convulsa así como el progresivo y enorme crecimiento del pueblo en los últimos doscientos años. Otros lugares que merece la pena ver son la torre de la Iglesia de la Asunción, una reliquia mudéjar, y la Ermita de Nuestra Señora de los Santos, el templo más antiguo y más bonito de la zona.

Móstoles, 1808, ermita

 Aprovechad las fiestas de este puente para acercaros a Móstoles y revivir las ansias de independencia  y los juegos de poder que pusieron a un pueblo castellano en el centro de la política y de la Historia.

Imágenes extraídas de Flickr bajo licencia CC (BY, SA, NC)

Soldados: David Alonso Rincón //  Monumento: Portal del Sur